miércoles, 12 de enero de 2011

SONETO DE MI AMIGA LAVADORA

Lavadora, tu siempre estas chambeando
No te importa si el agua está muy fría
Todo el día mi ropa vas lavando
Aumentando la huevonada mía.

Mi ropita yo te voy arrimando
Y recuerdo cuando no te tenía
Muy difícil: chayotes yo paría
Eran horas estarla desmanchando.

Poco a poco y con el detergente
Realizas tu trabajo arduamente
¿Y tu sabes que mi hermana te adora?

Muchos piensan que puedo estar demente
Y no importa lo que diga la gente
Yo te adoro, mi linda lavadora






Mayo 1990

2 comentarios:

HÉCTOR RIVERO dijo...

Me recuerda un poema que le escribí a la escoba, es poesía de lo simple y cotidiano. :)

Gerardo Andersen dijo...

¡Un soneto! ¡La exploración de las formas clásicas de la poesía! Definitivamente, tienes mucho talento, hermosa. Felicidades.