sábado, 19 de febrero de 2011

FANTASMA

I
Estoy harta del fantasma de tu voz, que me persigue. Por eso, tomo el control remoto del olvido y oprimo el botón de “mute”. Así está mejor.

II
Mamá. ¿De qué color es el fantasma de un mulato costeño?

III
La crisis llegó al otro mundo. El pobre fantasma pobre, hubo de remendar una y otra vez su blanca sábana. ¡Carajo!

IV
¿A qué se dedica el fantasma, ahora que no hay nadie a quien asustar?

V
El fantasma de mi abuela, puso a blanquear su sábana dominguera, para esperar a mi abuelo, que está a punto de llegar.

2 comentarios:

HÉCTOR RIVERO dijo...

Me quito el sombrero y te aplaudo. Besos.

Gerardo Andersen dijo...

Comparto con tu amigo Héctor Rivero, hermosa